lunes, 19 de marzo de 2018

10 claves para que las "fake news" no se la metan doblada en la (embustera) red de redes

En la nueva era digital el internauta ha dejado de ser un mero receptor de noticias para metamorfosearse también en productor de noticias.
Antaño encorsetado en el papel de lector, el usuario que se abre paso en la procelosas (y falaces) aguas de la red de redes ejerce también de algún modo de periodista.

Compartir un mensaje es un acto que en sí mismo es ya una noticia, un mero “like” no deja de ser una postura política (capaz de provocar ampollas) y los comentarios que se vierten en internet influyen enormemente en la opinión pública.
En la red el internauta es dueño de muchísimo poder y dicho poder va inevitablemente colgado del brazo de una gran responsabilidad.
Para sobrevivir a una era, la digital, marcada por las “fake news” el internauta (inteligente y responsable a partes iguales) debe hacer suyos los 10 mandamientos que propone a continuación Die Zeit:
1. Sea consciente de que usted es internet
Todo lo que lee, escribe y publica en la red de redes cae inevitablemente bajo su responsabilidad (aunque lleve inicialmente la firma de otros).
2. Abandone el “filtro burbuja”
Cuanto más variopintas sean sus fuentes de información, mayor será su autoridad a la hora de abordar determinados (y peliagudos) temas en la red de redes.
3. Escuche siempre a la otra parte
Cuando llegue a sus oídos una opinión concreta en internet, tómese siempre la molestia de buscar la opinión contraria.
4. Verifique las fuentes
Una información seria emana siempre de una fuente seria. Y corresponde al internauta evaluar la credibilidad de quien está detrás de la noticia para decidir si concede o no crédito a la información.
5. Controle los datos
Las informaciones serias están pertrechadas de datos concretos y correctos, de citas y de estadísticas. Aun así, haga de esfuerzo de evaluar la calidad y la veracidad de los datos, aparentemente fidedignos, que hay en las entrañas de las informaciones que llegan a sus ojos.
6. No comparta nada que no haya leído antes
No cometa jamás la osadía de hacer clic en el botón “share” sin haber leído la noticia que se dispone a compartir y sin haber contrastado la veracidad de la fuente. Debería seguir también idéntico proceder antes de pulsar (a veces sin ton ni son) el botón “like”.
7. Corrija sus propias “fake news”
Si en alguna ocasión, y llevado por el frenesí (huérfano de verificación) de la red de redes, ha compartido una información que después ha resultado ser falsa, entone el “mea culpa” e informe de ello a sus seguidores.
8. Mantenga la cabeza fría
Evite a toda costa las exageraciones, las insinuaciones y los ataques personales. Cuanto más objetivos sean sus argumentos, mayor será también su credibilidad en internet.
9. No se escude en el anonimato
El anonimato es en realidad falta de vigor y cobardía pura y dura. A la hora de dar voz a una opinión en la red, es importante que ésta vaya acompañada de un nombre real (y no de pseudónimos).
10. Tómese tiempo
Lea detenidamente cada uno de los posts, los tuits y los comentarios que se dispone a publicar en la red social y asegúrese de que responden a los nueve principios enumerados con anterioridad.