miércoles, 21 de febrero de 2018

¿Son los smartphones la nueva herramienta para encontrar pareja?

Para los más tímidos, un smartphone puede convertirse en una herramienta fundamental a la hora de iniciar una conversación con “esa persona especial”. Así lo refleja el último estudio deWiko sobre el (ab)uso del smartphone que ha realizado de cara a la celebración tanto de San Valentín (14 de febrero) como del Día del Soltero (13 de febrero).

Wiko considera que los solteros españoles más reservados han encontrado una gran oportunidad para encontrar pareja a través de su dispositivo móvil. En este sentido, el 45% de los encuestados afirma que a través del móvil han iniciado una conversación de forma más libre y desinhibida con otras personas que si lo hubieran hecho en persona.
Los más jóvenes (entre 18 y 24 años) son los que hacen un mayor uso de esta herramienta para entablar este tipo de conversaciones. Entre las apps más utilizadas para ligar se encuentra WhatsApp (35%). Las llamadas telefónicas son empleadas por el 11% de los encuestados seguidas de las conocidas aplicaciones destinadas a “encontrar el amor” (9%).
“El anonimato y la mayor confianza que supone comunicarnos a través de un dispositivo móvil, provoca que muchos de los usuarios utilicen esta herramienta para conocer a nuevas personas”, considera Irene Manterola, directora de marketing de Wiko para Iberia.
No obstante, el uso de estas aplicaciones no siempre da sus frutos. El estudio de Wiko refleja que solo el 6% de los encuestados ha encontrado a su “media naranja” a través de alguna de estas apps.
Wiko concluye su estudio haciendo hincapié en que es necesario hacer un equilibrio entre la tecnología y las interacciones personales cara a cara. “Recomendamos utilizar el smartphone para romper el hielo en el caso de solteros y solteras que estén buscando a ese alguien especial, a través, por ejemplo, de una aplicación móvil creada para encontrar pareja. A partir de ahí, ya está en cada uno saber cómo compaginar esto con las clásicas habilidades del flirteo; una buena charla y un café siempre suman”, destaca Manterola.