viernes, 2 de febrero de 2018

Protege la red WiFi de tu pyme con tres sencillos pasos


La red WiFi se ha convertido en uno de los elementos más básicos e importantes de cualquier pyme, y por desgracia también en uno de los más descuidados.
Disponer de una red WiFi es fundamental para cualquier pyme porque facilita la conexión de múltiples dispositivos de una manera sencilla, rápida y sin fisuras. Esto permite disfrutar de una mayor flexibilidaden el entorno de trabajo, evitar el uso excesivo de cableado y permite que todos los equipos y dispositivos de los trabajadores tengan acceso a Internet.

Con esa sencilla explicación hemos podido ver que su importancia está fuera de toda duda, pero una red WiFi requiere de unas medidas de seguridad básicas para que la misma se mantenga protegida y fuera del alcance de invitados no deseados.
Si un tercero ajeno a nuestra empresa logra acceder a la red WiFi de nuestra pyme las consecuencias pueden ser impredecibles, aunque podemos tener claro que la misma no funcionará correctamente por el consumo de ancho de banda que harán los intrusos.
Por suerte es muy sencillo proteger de forma efectiva nuestra red WiFi y mantenerla lejos de esos invitados no deseados. En este artículo os vamos a dar tres sencillos pasos que os ayudarán a protegerla de forma rápida y simple:
  1. Desactivar el SSID: Esto equivale a hacer invisible nuestra red inalámbrica, de manera que dejará de ser vista cuando un dispositivo haga una búsqueda de redes disponibles. Para ello sólo tenemos que entrar en los ajustes de nuestro router y seleccionar la opción en la configuración dedicada al WiFi. Una vez hecho todos los dispositivos tendrán que conocer el nombre de la red e introducirlo de forma manual para poder conectarse.
  2. Uiliza el cifrado WPA2-PSK AES: Es la opción de cifrado más segura y con menor consumo de recursos que podemos encontrar. Si utilizamos dicho cifrado acompañado de una contraseña fuerte y ocultamos el SSID estaremos poniendo las cosas muy difíciles a los intrusos.
  3. Cambia todas las contraseñas por defecto: Es un ajuste muy básico pero que muchas pymes pasan por alto. Debemos cambiar tanto la contraseña y el usuario del router como la de nuestra conexión WiFi.