viernes, 5 de enero de 2018

Cómo desinstalar los programas de Microsoft en Windows

¿Harto de Adobe Reader, Word, OneNote o Windows Games? Te mostramos un truco fácil para que puedas desinstalar los programas de Microsoft en Windows. Todo PC con Windows que sale al mercado trae programas pre-instalados por parte de Microsoft. Es evidente que no se trata de una situación tan preocupante como en Android: dado que los ordenadores traen como mínimo 256 o 512 GB de disco duro (y mucho más en algunos casos), esos 20, 30 o 40 GB que ocupan las aplicaciones de Microsoft no suponen un gran problema. Pero, ¿qué ocurre cuando quieres borrar los programas instalados de serie en tu ordenador?
Tal y como ya te estarás imaginando, borrar los programas de Microsoft en Windows no es tan fácil como hacer clic derecho sobre el icono y pulsar en “Desinstalar“. Si alguna vez has probado a eliminar una aplicación de Microsoft de tu ordenador, te habrás dado cuenta de que en el Panel de control directamente no se pueden pulsar los botones de desinstalación en todo lo que lleve la firma de Microsoft Corporation. Pero hay una solución.
Para borrar un programa de Microsoft de Windows tienes varias alternativas dependiendo de hasta qué punto quieras deshacerte de ese software instalado de fábrica. Lo que te vamos a explicar se aplica tanto para Windows 10 como para anteriores versiones del sistema operativo Windows, aunque el procedimiento clave está orientado hacia los usuarios que tengan el PC actualizado. Vamos a ello.
Hay dos formas fáciles de quitar los programas de Microsoft: la oficial -y la que funciona en todas las últimas versiones de Windows, desde Windows 7- consiste en desactivar estos programas (es decir, simplemente ocultarlos para que no se muestren más), mientras que la extra-oficial -la que vale para Windows 10- te permite borrar esas apps para siempre. Tú eliges la que mejor te encaje de las dos.

En Windows 7, Windows 8.1 y Windows 10 – Así se desactivan las características de Windows

Esta es la forma oficial de desactivar los programas de Microsoft. Es la que no requiere recurrir a ningún programa externo, y es la vía más fácil para quitarte de encima cualquier rastro visible de los programas de esta compañía: que sepas, eso sí, que con este procedimiento no estarás borrando esos programas del disco duro. Tan solamente estarás ocultando su presencia, pero seguirán ocupando espacio en la memoria.
El procedimiento es válido para todas las versiones desde Windows 7, y los pasos que debes seguir son los siguientes:
  1. Entra en Panel de control.
  2. Pulsa sobre “Programas“.
  3. Después, dentro del apartado de Programas y características, pulsa sobre “Activar o desactivar las características de Windows“.
  4. Y ahora ya solamente te queda deseleccionar aquellos programas que no quieras seguir viendo en tu PC. Eso sí, cuidado: no vayas a desactivar aquello que no sepas para qué sirve, ya te puedes llevar un susto después. Por si acaso, haz un backup antes de tocar nada.
Pero imaginamos que, si has llegado hasta aquí, significa que has venido en busca de la solución para borrar los programas —y no simplemente desactivarlos. Ahí entra en juego el siguiente procedimiento: sigue siendo igual de fácil que el primero, pero requiere utilizar un programa externo y, por lo tanto, todo lo que hagas con él queda bajo tu entera responsabilidad. De nuevo, recuerda: haz una copia de seguridad antes de tocar nada en Windows.

En Windows 10 – Así se desinstalan los programas de Microsoft

Pese a que hay una forma de borrar de golpe todo el software de Microsoft que trae un PC de fábrica (es tan fácil como abrir el PowerShell -lo que de toda la vida ha sido la ventana de comandos- e introducir el comando de et-AppxPackage -AllUsers | Remove-AppxPackage), a nosotros nos parece que eso es excesivo y, de cara a la gran mayoría de los usuarios, es mucho más seguro que cada uno decida qué aplicaciones son las que quiere borrar.
Para ello, hay un programa ideal: se llama 10AppsManager, y se trata de un sencillo ejecutable que de una forma muy gráfica te permite decidir qué aplicaciones de Microsoft quieres desinstalar para siempre de tu ordenador. A excepción del navegador Edge y del asistente de voz de la compañía, todo se puede borrar: Calculadora, Obtener Office, Obtener Skype, Salud, Mapas, Reader, Xbox… tú decides.
Artículo publicado originalmente en Computerhoy.com